Por qué Vale la Pena Invertir Por qué Invertir en Bienes Raíces

¿Vale la pena invertir en bienes raíces?

Los bienes raíces son una de las clases de activos más grandes del mundo:

Valor del mercado de bienes raíces residencial y comercial a nivel global Gráfica 1 Cifras representadas son 90 y 26.6 billones (millones de millones) en castellano o trillones en inglés, respectivamente.

Sin embargo, hasta ahora, sólo individuos con alto poder adquisitivo (y acceso directo a muchos desarrolladores) y grandes fondos de inversión tenían acceso a invertir en ella.

En países como México, los bienes raíces tienen un largo historial de generación de valor. Como oportunidad de inversión, los proyectos inmobiliarios ofrecen:

  1. Oportunidades con un perfil competitivo de rendimiento.

Hoy en día en México, las tasas ofrecidas por los bancos son menores al 3%, es decir, menores a la inflación. Esto quiere decir que nuestro dinero pierde valor cada año que se queda estacionado en un banco. Algo similar sucede con los fondos de inversión de renta fija, que invierten en bonos del gobierno o de empresas.

La Bolsa ha sido una alternativa de inversión buena en México en los últimos quince años. Sin embargo también ha tenido un alto grado de volatilidad o riesgo.

Los bienes raíces ofrecen una alternativa intermedia. Ofrecen rendimiento medios y altos (e.g. 8-14% en instrumentos de deuda y 14-30% en instrumentos de capital, al día de hoy). Asimismo, el riesgo de los bienes raíces es medio a alto, si tomamos en cuenta que estas inversiones generalmente tienen un bien raíz como garantía, así como la volatilidad histórica de las mismas.

  1. Diversificación

Los bienes raíces tienen una correlación baja con otras clases de inversión, como los bonos o acciones. Esto se traduce en que las inversiones en bienes raíces bajan el nivel de riesgo del portafolio y agregan valor al perfil de rendimientos, es decir, se reciben los beneficios de la diversificación. Generalmente, un portafolio de bienes raíces puede representar entre el 5 y 30% de un portafolio personal.

  1. Protección contra inflación

El valor de un activo inmobiliario se deriva del valor presente de las rentas futuras. En la gran mayoría de los casos, los contratos de rentas suben conforme a la tasa de inflación. Como resultado, el valor de los inmuebles tiende a subir a tasas iguales o mayores a la inflación, cosa que no siempre sucede con acciones o bonos corporativos.

Fuente: www.briq.mx